Día viernes 19 julio, 2024 - Todos los servicios funcionando y en proceso 🔥
Día viernes 19 julio, 2024
Todos los servicios funcionando y en proceso 🔥

Tipos de metodologías activas se pueden aplicar en el aula.

Poster

En la actualidad, la educación ha evolucionado y se han establecido nuevas corrientes pedagógicas que buscan promover un aprendizaje más participativo e innovador en el aula. Entre ellas, destacan las denominadas metodologías activas, que se caracterizan por involucrar a los estudiantes en el proceso de enseñanza y aprendizaje de forma dinámica y práctica. En este artículo, descubriremos cuáles son estas metodologías y cómo pueden aplicarse en el aula para mejorar la experiencia educativa de los alumnos.

¿Qué son las metodologías activas y por qué son importantes en la educación?

Las metodologías activas se basan en el aprendizaje mediante la acción, el descubrimiento y la experimentación, en lugar de la tradicional transmisión de conocimientos por parte del docente. Esto brinda a los estudiantes la oportunidad de adquirir un aprendizaje significativo, al conectar lo que aprenden con su vida cotidiana y sus experiencias personales.

Además, estas metodologías despiertan la motivación y el interés de los estudiantes, aumentando su enfoque y su participación en las actividades escolares. Al ser ellos mismos los protagonistas de su aprendizaje, se sienten más responsables y comprometidos con su formación académica.


Otro aspecto importante es que las metodologías activas promueven el trabajo en equipo y la colaboración entre compañeros, lo cual fomenta el respeto, la comunicación y el aprendizaje mutuo. Estas habilidades son claves no solo para el éxito académico, sino también para la vida en sociedad.

La inclusión de estas metodologías en las aulas también permite diversificar las formas en que los estudiantes pueden aprender. Cada persona tiene un ritmo y un estilo de aprendizaje diferente, y las metodologías activas se adaptan a las necesidades individuales de cada alumno, potenciando sus fortalezas y ayudándolos a superar sus dificultades.

Por último, las metodologías activas contribuyen a un ambiente escolar más dinámico y democrático, donde el alumno es escuchado y su voz es tomada en cuenta. Esto refuerza su autoestima y su confianza en sí mismos, creando un clima propicio para un aprendizaje de calidad.

Aprendizaje basado en proyectos.

El aprendizaje basado en proyectos consiste en la realización de proyectos o tareas prácticas por parte de los estudiantes, que les permiten aplicar de forma activa y significativa los conocimientos teóricos adquiridos en clase. Estos proyectos pueden ser individuales o en equipo, y suelen estar basados en situaciones reales y en problemas reales que puedan ser resueltos por los estudiantes.

Una de las mayores ventajas del ABP es que promueve en los alumnos el desarrollo de habilidades y competencias tan importantes en la sociedad actual, como el trabajo en equipo, la resolución de problemas, la creatividad y la toma de decisiones. Además, les permite desarrollar su autonomía al ser ellos mismos quienes deben planificar y llevar a cabo el proyecto, bajo la supervisión y guía del docente.

Otra gran ventaja del ABP es que resulta altamente motivador para los estudiantes, ya que les permite aplicar los conocimientos a situaciones reales y ver resultados concretos de su trabajo. Esto les genera un sentimiento de logro y satisfacción, aumentando así su interés y compromiso con el aprendizaje.

Otro punto a destacar es que el ABP permite al docente conocer de forma más cercana las fortalezas y debilidades de cada estudiante. Al trabajar en proyectos, es posible identificar en qué áreas tienen mayor facilidad y en cuáles necesitan más apoyo, lo que le otorga al docente una visión más completa de sus alumnos y le permite adaptar su enseñanza de manera más eficaz.

Flipped classroom o Aula invertida.

En este nuevo enfoque, el docente deja de ser la única fuente de conocimiento y se convierte en un guía o facilitador del aprendizaje. ¿Cómo se logra esto? A través de la grabación de videos explicativos y el uso de recursos digitales que los estudiantes pueden acceder desde casa. De esta manera, se promueve el aprendizaje autónomo y se optimiza el tiempo en el aula para realizar actividades más prácticas y colaborativas.

Pero, ¿cómo funciona esta técnica en la práctica? Primero, el docente designa un tema o contenido que los estudiantes deben estudiar en casa a través de los recursos digitales proporcionados. Luego, en clase, se dedica el tiempo a trabajar en actividades que afiancen y apliquen los conocimientos previamente adquiridos. De esta manera, se fomenta la participación activa y la resolución de problemas, logrando un aprendizaje significativo.

Una de las principales ventajas de la «Flipped classroom» es que permite adaptarse a las diferentes formas de aprendizaje de los estudiantes. Aquellos que prefieren aprender de forma visual, pueden acceder a los videos explicativos en casa; mientras que aquellos que aprenden mejor a través de la práctica, pueden aprovechar el tiempo en el aula para poner en práctica lo aprendido.

Gamificación: convirtiendo el aprendizaje en un juego divertido y motivador.

La gamificación es una técnica pedagógica que consiste en aplicar elementos y dinámicas propias de los juegos en el entorno educativo. A través de esta herramienta, el aprendizaje se convierte en un juego divertido y motivador para los estudiantes.

Cada vez más, los docentes están incorporando la gamificación en sus clases para mejorar la motivación, el compromiso y el rendimiento de sus alumnos. Esta estrategia combina los principios de los juegos, como la competencia, la cooperación, la superación de desafíos y la recompensa, con la enseñanza de contenidos académicos.

Al introducir elementos de juego en el aula, los estudiantes se sienten más involucrados y comprometidos con su aprendizaje. Esto se debe a que los juegos tienen una estructura clara de objetivos, reglas y recompensas, lo que les brinda un sentido de progreso y logro constante.

Además, la gamificación permite que los estudiantes se diviertan mientras aprenden, lo que aumenta su motivación y reduce el estrés asociado con el aprendizaje. Se crea un ambiente positivo de aprendizaje donde los errores no son penalizados, sino que son parte del proceso de aprendizaje y se pueden corregir fácilmente.

Para incorporar la gamificación en el aula, los docentes pueden utilizar diferentes herramientas y recursos como aplicaciones, plataformas en línea, juegos de mesa, entre otros. Lo importante es adaptarlos a los contenidos y objetivos de la asignatura.

Como hemos podido comprobar, las metodologías activas ofrecen un enfoque renovado en el proceso de enseñanza y aprendizaje, que busca involucrar a los estudiantes de manera dinámica y práctica. A través de su implementación en el aula, se promueve una educación más participativa, creativa y motivadora, que favorece el desarrollo de habilidades y competencias fundamentales para el futuro de los alumnos. Por ello, es importante que los docentes se informen y utilicen estas metodologías en su práctica educativa, logrando así una revolución en la forma de aprender y enseñar en las aulas.

Haz clic en tu Especialidad

¡TEMAS RESUMIDOS PARA ESTUDIAR LO QUE ESCRIBIRÁS EL día del EXAMEN!

CUERPO DE MAESTROS  (Solo 250 uds. por especialidad)

EDUCACIÓN INFANTIL: VOLUMEN I Y II

EDUCACIÓN PRIMARIA: VOLUMEN I Y II

EDUCACIÓN FÍSICA: VOLUMEN I Y II

EDUCACIÓN MUSICAL: VOLUMEN I Y II

AUDICIÓN Y LENGUAJE: VOLUMEN I Y II

PEDAGOGÍA TERAPÉUTICA: VOLUMEN I Y II

LENGUA EXTRANJERA (INGLÉS): VOLUMEN I Y II

CUERPO DE PROFESORES  (Solo 250 uds. por especialidad)

Lengua Castellana y Literatura: Volumen I y II

Geografía e Historia: Volumen I y II

Orientación Educativa: Volumen I y II 

Educación Física: Volumen I y II 

Lengua Extranjera (Inglés): Volumen I y II 

Biología y Geología: Volumen I y II

¿ Consulta disponibilidad?
Escanea el código